BMW, líder de vehículos premium

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

 

BMW ha desbancado a Audi de la primera posición en unidades vendidas en vehículos premium en el mundo, el pasado año 2015, al haber vendido 1.905.000 vehículos, lo que supone un crecimiento del 5,2% respecto a 2014. Mercedes ocupa ahora la segunda posición con 1.871.000 unidades vendidas, un crecimiento anual del 13,4%, mientras que Audi cae a la tercera posición con 1.803.000 vehículos comercializados, habiendo crecido respecto a 2014 un 3,6%.

bmw-logo-05BMW sin duda ha logrado excelentes resultados, y, por quinto año consecutivo es la marca premium con el mayor volumen de ventas. No es una sorpresa en absoluto, y lo cierto es que, los números son una verdadera pasada. Lo verdaderamente sorprendente está en Mercedes que llevaba años siendo la tercera en discordia, y en 2015 ha logrado un crecimiento muy significativo, de dos dígitos, como he comentado anteriormente. ¿De dónde viene este crecimiento en Mercedes? Lo cierto es que la enseña de la estrella se la ha jugado el pasado 2015, y le ha salido muy bien la jugada, al rediseñar toda su gama de todocaminos, un segmento que ha crecido muchísimo, y que ha supuesto, en gran medida, ese fuerte crecimiento del 13,4%.

BMW por su parte ha realizado 15 nuevos lanzamientos, y prácticamente todos los modelos han mostrado buenas cifras en ventas, con buenos resultado en el Serie 7, su buque insignia, y el Serie 2, su primer monovolumen le ha dado muy buenas noticias en su primer año, tanto el Serie 2 Active Tourer como el Serie 2 Gran Tourer, de los que se han vendido más de 107.000 unidades. La gama X sigue siendo un buen pedazo de las ventas de BMW, al llegar en este segmento a prácticamente 270.000 vehículos vendidos. Lo cierto es que BMW es una grandísima marca que sabe muy bien, no sólo cómo producir coches, también cómo crear una marca sólida y fuerte, y como distribuir sus productos. Estamos hablando de una de las multinacionales más solventes del mundo, con presencia mundial y con una marca absolutamente global como pocas, muy relacionado por cierto con la marca “Alemania”. El caso de BMW es un caso claro en el que la reputación y marca de un país, tiene un efecto directo en sus empresas, y es que, el “made in Germany” es un driver de compra fuerte en productos relacionados con la industria y la ingeniería, que BMW acompaña fabulosamente con un imagen de marca extraordinaria relacionado con la calidad y el buen gusto, reclamo clásico y directo para el segmente premium.

BMW_M5-turbo_637_1920x1200

2016 será sin duda un año en el que hay mucho por dirimir en lo respecto al sector de la automoción, y no sólo para las marcas premium; EEUU y Europa han comenzado a recuperarse de la peor crisis económica tras la Segunda Guerra Mundial, y, los emergentes, tras haber tirado, y con muchísima fuerza, del consumo mundial durante años, parece que empiezan a enfriarse, y a toda velocidad. ¿Será BMW capaz de mantener su liderazgo en su segmento en 2016? Lleva siendo el número 1 desde hace cinco años, con Audi que parece estar descolgándose y Mercedes apretando fuerte… Aquí estaremos dentro de 12 meses para analizarlo, muchísima suerte a todos.

¿Qué está pasando en China?

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

 

Lo comentamos ya en nuestro videoblog en el mes de noviembre del recién terminado 2015, la economía china, y la de otros emergentes, lleva meses enfriándose. ¿Están sobreactuando los mercados? Puede ser, pero, lo cierto es que el miedo es un sentimiento que se mueve más rápido que la velocidad de la luz, y cuando hay miedo, el dinero tiende a moverse muy rápidamente hacia mercados / productos / inversiones que le den seguridad. Y eso es, precisamente, lo que parece estar sucediendo en China. Ya el verano pasado vimos como la economía china parecía que iba a estallar, y aún así, aguantó. Lo que estamos viendo es el final de un ciclo expansivo sin precedentes en la historia de China, y el comienzo de otro, que, desde luego, no será tan expansivo, y habrá que ver, aunque no habrá que esperar mucho, si el periodo que está comenzando es recesivo o no, aunque las perspectivas no son muy halagüeñas.

china-flag-mapLo he comentado antes en este blog, y también en el videoblog, siempre pensé que los mercados emergentes comenzarían a griparse a finales de 2016, tras los JJOO de Brasil, y terminarían por estallar en el segundo trimestre de 2017, aunque parece que todo esto ha comenzado hace ya algunos meses, en el segundo trimestre de 2015 de hecho. La economía china ya no es capaz de crecer como antes, principalmente porque la demanda interna, es decir, lo que consumen las familias y empresas chinas, no está tirando de la economía como antes, y esta tiene un tamaño tan endiabladamente grande, que las exportaciones no pueden soportar todo el peso de su crecimiento. Este es el motivo por el que Brasil ha entrado en recesión en el año 2015, sin duda, el año del final de su maravilloso crecimiento, que comenzara con el comienzo del presente siglo, y que se afianzase allá por 2003, cuando éramos jóvenes y guapos.

¿Aguantará China lo que queda de año? Es muy difícil prever lo que ocurrirá en China, en Brasil, parece algo más sencillo. El país sudamericano seguirá sufriendo lo suyo lo que queda hasta los JJOO, que es la única buena noticia que se espera en el país de la samba este año. Después, la verdad es que no hay buenas perspectivas para los últimos dos trimestres del año, y esto, guste o no, afectará a China, al igual que a otros emergentes. Como he dicho anteriormente, el dinero se mueve a la velocidad del miedo, y cuando Brasil dé claras señales de sufrimiento a largo plazo en el segundo semestre del año, la desconfianza llegará sin titubeos al resto de economías emergentes, al igual que sucediera con los mercados periféricos de la zona euro en el periodo 2009 – 2012. Pero, volvamos a la pregunta, ¿qué ocurrirá en China este año? Lo más probable es que, el primer semestre del año el mercado emergente por antonomasia aguante como buenamente pueda, con fuertes caídas de sus empresas en bolsa, y con su divisa devaluándose más de lo que querrían, no sólo EEUU, sino también las propias autoridades chinas.

china-indezGeorge Soros ya ha apuntado que podemos estar ante el inicio de una nueva crisis. Estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Soros, estamos ante el comienzo de una crisis, que afectará de manera irremediable a los mercados emergentes. Habrá que ver cómo reaccionan y qué ocurre en mercados como Rusia, India o México. Colombia y Perú se verán, desde luego afectados por lo que ocurra en Brasil, les guste o no, y lo mismo podemos decir de Chile y Argentina. Eso sí, hay diferencias importantes en estos últimos mercados:

                * México: lo que ocurra en la economía mexicana dependerá, en gran medida, de la economía de EEUU, que dará buenos rendimientos, al menos durante los próximos cuatro años, en los que incluyo el presente 2016. Lógicamente sus mercados financieros se verán afectados negativamente por lo que ocurra en China y Brasil, pero la economía real debería funcionar adecuadamente, aunque ya veremos qué ocurre, es pronto para decirlo, pero insisto, México debería funcionar bien los próximos años, en lo que se refiere a su economía.

                * Colombia: tendrá que mostrar que es un país sólido (que lo es), y que es capaz de sobrevivir a la relevancia que supone Brasil en su economía. No lo tendrá fácil pero el bajo endeudamiento de su Administración Pública, familia y empresas, debería permitirle cierto margen de maniobra, aunque, no nos engañemos, Colombia notará directamente el crack brasileño, de hecho, ya se está empezando a sentir.

                * Chile: Chile está acostumbrado como país a salir adelante con independencia de lo     que ocurra en su continente, y lo ha hecho siempre muy bien. No veo por qué en este     caso vaya a ser diferente, si bien, por desgracia, se verá afectado por lo que ocurra en Brasil, tiene un sector empresarial suficientemente fuerte como para sobrevivir a lo que está por llegar. Insisto, los años 80 del siglo pasado no fueron mucho mejores.

                * Argentina: el caso de Argentina es siempre particular. En este caso, también. El cambio en el gobierno ha animado sin duda las inversiones, sobre todo las extranjeras, como nunca antes en el presente siglo, y las expectativas de los propios argentinos, familias y empresas, también han mejorado. ¿Estará Argentina afectada por lo que ocurra en Brasil? Sin duda, y la verdad es que no le viene nada bien ahora que comienzan una serie de medidas de liberalización de la economía, que es precisamente lo que necesitaba Argentina como agua de mayo. Sin embargo, creo que su economía será capaz de generar suficiente confianza si finalmente el gobierno lleva a cabo los cambios que los propios argentinos le han pedido.

Parece por tanto que se están cambiando las tornas, y que la crisis que entre 2008 y 2013 afectó duramente a los mercados norteamericanos y europeos se ha trasladado hacia los mercados emergentes, si bien, no se trata en este caso de crisis financiera, si no, más bien, de un agotamiento de economías a todo gas que terminan por griparse. En el caso de China y Brasil puede que se produzca, además, otra crisis extra, cuyo origen parece encontrarse en el sector inmobiliario. De esto tenemos mucho que decir irlandeses y españoles, que las hemos tenido como pocos y que sabemos cómo empiezan y cómo se desarrollan. ¿Estará a punto de estallar una burbuja inmobiliaria en China y en Brasil? No lo deseo en absoluto, pero, me temo que falta muy poco tiempo para que lo veamos, este año va a ser muy interesante, y muy movidito, aunque, la verdad es que, desde que quebrara Lehman Brothers en septiembre 2008, no he conocido un año tranquilo.

David Bowie y los “celebrity bonds”

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

 

1973_uk_tour_prog_cvr_1000h
davidbowie.com

David Bowie ha fallecido a los 69 años este mes de enero de 2016. Desde aquí, queremos mandar nuestras condolencias a sus familiares, sin duda, se ha ido uno de los grandes de la música y del espectáculo. Lo cierto es que, mi admiración por este singular músico surgió en el año 2000 cuando estudiando finanzas en mi último año de carrera me hablaron de los Bowie Bonds, un tipo de Celebrity Bonds. Porque David Bowie no sólo lanzó discos al mercado, también bonos.

Pero ¿qué es un Celebrity Bond? Es un tipo de bono. Y, ¿qué es un bono? Un bono es una emisión de deuda, es decir, el que emite el bono está pidiendo prestado dinero a aquellos que adquieren el bono, esto es, los tenedores del bono. Los países suelen financiarse de esta manera (son los famosos Bonos del Estado). El bono es un tipo de renta fija, ya que, el que lo emite se compromete a una serie de pagos fijos en el futuro al que lo compra.

Por lo general, la deuda puede ser soberana o corporativa, según quien emita esta deuda, países (o Estados mejor dicho), o empresas. David Bowie fue el primero en emitir un nuevo tipo de bonos, los ya mencionados Celebrity Bonds, que fueron llamadas Bowie Bonds. ¿Qué características tenían estos bonos emitidos por este pionero, dentro y fuera de la música?:

                – Eran bonos titulizados

                – Respaldados por los derechos de propiedad intelectual

                – Emitido por el propietario de estos derechos, el Sr. David Bowie

En el año 1997, se emitieron este tipo de bonos vendiendo los derechos derivados de los 25 álbumes que había grabado antes del año 1990. En esta emisión, Bowie logró 55 millones de dólares al vender bonos a 10 años con un interés anual del 7,9%. Prudential, una aseguradora, compró toda la serie y la mantuvo hasta su vencimiento. Por desgracia, desconocemos si finalmente los Bowie Bonds fueron una buena inversión para su tenedor, y si finalmente fueron capaces de devolver ese 7,9% anual, sin duda, una cifra elevada, aunque he visto más de un corporate bond, o bono corporativa con tasas de interés de 10% y por encima.

1975_tmwte_jmac_sepia_600w
davidbowie.com

Se ha ido David Bowie, sin duda un grande de la música, que también innovó en el mundo de las finanzas, con un tipo de activo financiero que no se había visto hasta la época.