Google supera todas las expectativas

Decir algo nuevo de Google es muy difícil, lo sabemos, pero
las cifras de Google hay que comentarlas porque son sencillamente
impresionantes. El beneficio neto de Google entre julio y septiembre de 2013
creció un apabullante 36,4% respecto al mismo periodo del año anterior, una
verdadera pasada.
Pero ¿cómo se ha producido esta ganancia? La compañía ha
lanzado este año un servicio que hace más fácil el diseño y puesta en marcha de
campañas publicitarias en sus distintas plataformas, algo que ha tenido como
consecuencia un crecimiento en el porcentaje de clics en los anuncios de un 26%.

TABLA 1

Cifras de Google en el periodo julio – septiembre 2013
*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes de El Mundo

Nota: cifras en millones de dólares
Lo cierto es que las cifras
impresionan, eso si, parece que el margen no es especialmente alto. Hay que
tener en cuenta que la compañía está aún tratando de digerir la adquisición de
Motorola, por la que tuvo que desembolsar en torno a los 280 millones de
dólares. Estamos convencidos de que Google sacará un buen partido a esta
adquisición, pero, hay que hacer la digestión, y aún están en
ello.

TABLA 2

Eficiencia del personal de Google en el periodo julio – septiembre 2013
*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes de El Mundo

Nota: las cifras de facturación y beneficio neto están en millones de
dólares. Las cifras de eficiencia bruta de personal (ventas / empleado) y
eficiencia neta de personal (Bº neto / empleado) están en dólares
En cuanto a la rentabilidad que
aporta cada uno de los empleados de la compañía a sus accionistas, esta puede
medirse con dos ratios muy directos, la eficiencia bruta de personal y la
eficiencia neta de personal. Antes de gastos, impuestos, intereses,
amortizaciones y depreciaciones, cada empleado de Google aporta 323.761$, una
cifra nada desdeñable. En cuanto a la aportación de cada uno de los empleados a
la firma después de gastos, amortizaciones, depreciaciones, intereses e
impuestos, esta ha sido de 64.565$.

Lo más probable es que los
próximos trimestres veamos como Motorola da muy buenas noticias a los
accionistas de la empresa, ya que su digestión está cerca de terminar. 

Un tema
que resulta ciertamente preocupante es el hecho de la grave crisis por la que
atraviesa el sector de la publicidad en general, que parece haber afectado a este
gigante. Según datos el coste por clic ha disminuido a nivel mundial, situándose en un 8% entre julio y septiembre, si bien es posible que se trate de
una bajada propia del periodo estival, aunque extraña que se vea afectada una
multinacional como esta por un tema relacionado con la estacionalidad. Sin duda habrá
que esperar algunos trimestres para entender si esta caída se trata de algo
coyuntural o si realmente estamos hablando de un cambio de tendencia.

El Príncipe Carlos de Gales cumple 65 años

Tanto
se ha dicho, escrito y opinado acerca de esta figura pública, que resulta ya un
personaje entrañable. Se le han otorgado todo tipo de títulos, alguno de ellos
muy merecido, como por ejemplo el haber sido considerado en varias ocasiones el
hombre más elegante y mejor vestido del mundo. Nos referimos al Príncipe
Carlos, Príncipe de Gales, que hoy cumple 65 años.
El príncipe heredero del Reino Unido
nació en el Palacio de Buckingham (Londres), el 14 de noviembre de 1948, como
el primogénito de la Reina Isabel II y del Príncipe Felipe, duque de Edimburgo.
Fue bautizado en el Salón de Música del Palacio de Buckingham el 15 de
diciembre de 1948 por el Arzobispo de Canterbury, siendo sus padrinos de bautizo el Rey Jorge VI,
la Reina María,
la Princesa Margarita,
la Marquesa
de Milford Haven, David Bowes-Lyon, Lady Brabourne, el Rey Haakon VII de
Noruega y el Príncipe Jorge de Grecia.
La repentina muerte de su abuelo, el
Rey Jorge VI, el 6 de febrero de 1952, convirtió a su madre en la nueva reina
de los británicos colocando al joven príncipe en el primer puesto de la línea
sucesoria al trono. Aún no había cumplido los cinco años cuando, flanqueado por
su abuela, la reina madre, y su tía la princesa Margarita, Carlos asistió a la
solemne ceremonia de coronación de su madre, Isabel II, celebrada en la Abadía
de Westminster el 2 de junio de 1953.
Su Alteza Real el Príncipe
Carlos Felipe Arturo Jorge ostenta entre sus títulos los de Príncipe de Gales,
Conde de Chester, Duque de Cornualles, Duque de Rothesay, Conde de Carrick,
Barón de Renfrew, Señor de las Islas y Príncipe y Gran Senescal de Escocia. El
título de Príncipe de Gales y el de Conde de Chester le fueron concedidos por
su madre la reina el 1 de julio de 1969 en el Castillo de Caernarfon cuando
contaba veinte años de edad.
Realizó
estudios de arqueología, antropología e historia en la Universidad de Cambridge
y tras su investidura como heredero de la corona, tomó posesión de su escaño en
la Cámara de
los Lores y desarrolló la carrera militar en las Fuerzas Aéreas y en la Armada
Británica.
Su
vida amorosa ha sido objetivo de muchísimas portadas de revistas. El 29 de
julio de 1981 contrajo matrimonio en la Catedral de San Pablo de Londres con la
aristócrata lady Diana Spencer con la que tuvo dos hijos, los Príncipes Guillermo
y Enrique, segundo y cuarto heredero al trono británico respectivamente.

Tras las desavenencias matrimoniales
de la pareja, que adquirieron notoriedad pública, Carlos y Diana se separaron
en 1992. El acuerdo de separación fue anunciado ante el Parlamento por el
primer ministro británico, John Major dejando claro que el mismo no suponía ningún
obstáculo constitucional para el futuro acceso al trono del Príncipe Carlos. El
divorcio definitivo llegaría el 28 de agosto de 1996.

Desde entonces, cada vez se hicieron
más frecuentes las apariciones en público del príncipe con Camila Parker, una
relación sentimental que le restó grandes dosis de popularidad. Camilla,
también divorciada y con dos hijos de su primer marido, se convertiría en la
segunda esposa del príncipe Carlos el 9 de abril del año 2005.

Esta boda, que supondría el inicio de una larga etapa de
felicidad para los novios, no se libró de una fuerte controversia. Entre los
numerosos obstáculos que se encontraron, uno anecdótico: La pareja eligió como
fecha para contraer nupcias el día 8 de abril, y casi en el último momento tuvieron
que postergar la misma al 9 de abril para que el príncipe Carlos pudiera
asistir al funeral oficial del Papa Juan Pablo II en representación de su madre.

Hoy en día, el Príncipe de Gales puede presumir de ser el
heredero que mayor tiempo lleva esperando para ocupar su puesto en la historia
del Reino Unido. Padre entregado a sus hijos y recién estrenado como abuelo, el
príncipe diversifica sus intereses
públicos en un amplio abanico de actividades, entre las que destacan su
compromiso con la defensa medioambiental, el patrimonio histórico nacional y su
declarado aprecio por la arquitectura, el arte y la literatura. En la
actualidad el príncipe ostenta la presidencia de alrededor de 200
organizaciones de carácter educativo, científico, artístico o social.
En lo referente a España, tiene una buena
relación con nuestra familia real al igual que con la Duquesa de Alba. Siente
gran aprecio por la familia Colonques, dueña de Porcelanosa, y por Isabel
Preysler a quienes invita anualmente a una cena de gala.
Desde Constanza Business &
Protocol School, deseamos al Príncipe Carlos de Gales, un muy feliz cumpleaños.

Infinity acelera al ritmo de Audi, Mercedes y BMW

Nissan lo tiene muy claro,
Infinity se ha hecho mayor y, aunque su volumen de producción no es tan
elevado como los reyes del sector de los automóviles de gama alta, los alemanes
Audi, Mercedes y BMW, ha llegado el momento de hacerles frente y de tratarse de
tú a tú.
¿Cómo piensan hacerlo? La tabla 1
responde, en parte, a esta pregunta.

TABLA 1

Planes de
producción de Infinity, 2012 – 
2019


*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes del Diario
Expansión
Veamos las cifras por un momento.
Infinity pretende tener un crecimiento en sus ventas del 191% en apenas cinco
años, es decir, de un 38% de media anual ¿es posible? Consideran que lo
lograrán debido a su posicionamiento… ¿Y cuál es este? Los japoneses creen
que tienen hueco, ya que se dirigen a un público más “apasionado y
provocador”. Nuestra pregunta es ¿qué quiere decir eso exactamente?
Además, creemos que se han olvidado de Lexus, que lo está haciendo de
maravilla, sobre todo en mercados durísimos como el de EEUU o los grandes de la
Unión Europea, donde han hecho un buenísimo trabajo los últimos años.
El producto que debe darlo todo y
lograr la mayor parte de las ventas es el nuevo Q50, que deberá competir con
modelos con una enorme implantación, el A4 de Audi, otro fortísimo competidor,
el Serie 3 de BMW y un auténtico clasicazo, el Clase C de Mercedes. La
previsión es que en Europa, el 70% de las ventas vengan a través del mencionado
Q50.
Ya veremos qué ocurre. Sin duda,
Infiniti son muy buenos coches, pero compiten con cuatro gigantes, Audi,
Mercedes, BMW y Lexus… Desde luego, no lo tendrán fácil. Desde Constanza
Business & Protocol School, estaremos 
al tanto de lo que ocurra en este interesantísimo y durísimo mercado. 

Ferrari, una muy buena inversión

Lo sabemos, más de una vez habrá
escuchado aquello de “un coche no es una inversión, es un gasto, su valor
no hace más que depreciarse desde que lo sacas del concesionario”; es una
gran verdad, a no ser que compre Vd. un Ferrari… Aunque claro, habrá quien
diga que un Ferrari no es un coche, es algo más, una pieza de arte, un ser
cuasi – divino.

Sea como fuere, en estos momentos
de gran tensión económica y de grandes fluctuaciones en los mercados
financieros internacionales, parece que Ferrari se ha convertido en un valor
refugio, más o menos como el oro. Parece que el mensaje ha sido el siguiente:
“Estimado inversor, ¿tiene miedo? Quédese tranquilo y compre algo seguro,
invierta en un Ferrari”.
Los Ferrari en particular, y
sobre todo los coches clásicos se han convertido en un valor refugio los
últimos años, al estar los inversores más que aburridos de sufrir el continuo
rally bursátil en que se han convertido los mercados de capitales.

Como ejemplo, lo que un inversor
anónimo pagó por un Ferrari 250 GTO de 1963, restaurada por el ex piloto Paul
Pappalardo, 52 millones de euros. ¿Por qué es este modelo tan caro? Por su
escasez, los italianos apenas produjeron 39 unidades de este mítico
superdeportivo.
Parece por tanto que comprar un
coche puede salir más que rentable, eso sí, asegúrese de que más que un coche
sea una pieza de arte.

Una Reina y tres futuros Reyes. La historia se repite.

El 23 de Octubre de 2013 fue un día
histórico para el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Con
motivo del bautizo del Príncipe Jorge Alejandro Luis, cuatro generaciones de
reyes se reunieron en la misma fotografía.

La actual Reina Isabel II es la
decana de los Jefes de Estado europeos. Se convirtió en heredera a la corona
británica con diez años de edad cuando su padre fue coronado tras la abdicación
de su tío. Se convirtió en Reina tras el fallecimiento del mismo en el año 1952
y su ceremonia de coronación fue seguida por miles de personas, ya que por
primera vez en la historia una coronación era retransmitida por televisión. La
Reina Isabel II lleva 61 años en su puesto.
Su hijo mayor, S.A.R. Carlos
Príncipe de Gales. Nació en Londres el 14 de noviembre de 1948 y es el “eterno”
heredero al trono. Se casó en primeras nupcias con la Princesa Diana de Gales
con quien tuvo dos hijos, los Príncipes Guillermo y Enrique. Tras su divorcio y
posterior muerte de la Princesa Diana, se volvió a casar en segundas nupcias
con Camilla Parker Bowles, a quien se conoce con el título de Duquesa de
Cornualles.
Su nieto, el Príncipe Guillermo,
hijo mayor de la difunta Diana. Casado con Catalina Elisabeth Middleton el 29
de abril de 2011, protagonizó  una de las
bodas reales más bonitas y seguidas de la historia. Recientemente, el 22 de
julio de 2013 ha sido padre de su primogénito.
Su bisnieto, el Príncipe Jorge
Alejandro Luis, ya archiconocido con sus escasos tres meses de edad. Su
bautizo, ha sido el motivo de esta histórica fotografía.
Curiosamente, el año 1984 nos dejó
una instantánea muy similar a ésta. S.M. la Reina Victoria, se fotografiaba
junto a tres príncipes que más adelante se convirtieron en reyes.
Su hijo, el entonces Príncipe
Eduardo que más adelante pasaría a ser rey con el nombre de Eduardo VII. Tras
el largo reinado de su madre, él apenas estuvo en el trono nueve años durante
los cuales renovó la flota británica e impulsó una alianza con Francia, país
por el que desde niño sentía fascinación. Casado con la Princesa Alejandra de
Dinamarca, tuvo seis hijos.
Su nieto, el entonces Príncipe
Jorge quien más adelante se convertiría en el Rey Jorge V. Durante los 26 años
que duró su reinado (1910-1936), le tocó vivir la Primera Guerra Mundial. En un
intento de limpiar el nombre de la familia real y eliminar cualquier connotación
germana, renombró a la Casa Real Británica sustituyendo el apellido
Sajonia-Coburgo-Gotha por el de Windsor, en alusión al famoso castillo. Desde
entonces, la dinastía británica es conocida como la dinastía Windsor.
Y por último su bisnieto, en el
momento de la fotografía era S.A.R. Eduardo, y pasaría a ser rey con el nombre
de Eduardo VII. Su reinado duró apenas un año, tras el cual decidió abdicar en
su hermano para poder casarse con Wallis Simpson, ciudadana americana y doblemente
divorciada. Tras la abdicación en su hermano, Jorge VI padre de la actual
reina, pasaría a los anales de la historia como el Duque de Windsor.
Desde Constanza Business &
Protocol School esperamos que nuestros lectores hayan disfrutado de este
pequeño repaso a la historia de la Casa Real Británica. Deberemos esperar
alrededor de un siglo para conocer la huella que estos tres futuros reyes, hoy
príncipes, dejarán en la historia futura.

La Reina Dña. Sofía cumple 75 años

Tanto se ha escrito acerca de Dña.
Sofía, Reina consorte de España, que no mucho más se puede añadir a su
biografía oficial; sin embargo, vamos a intentar desvelar algunas curiosidades
menos conocidas. Esposa, compañera, madre, abuela, y ante todo Reina, nuestra
querida Dña. Sofía, cumple hoy, 2 de noviembre, 75 años. Su vida, y su papel de
consorte al frente de una institución fundamental para los españoles, como es
la corona, ya forman parte de la historia.

De origen griego, nació en el
Palacio de Tatoi en Atenas en el año 1938. Sus padres, los entonces Príncipes Pablo
de Grecia y Federica de Hannover, tenían pensado ponerle de nombre Olga. Se
anunció su nacimiento mediante el repicar de las campanas del palacio, y ante su
llamada el pueblo griego acudió a las puertas del mismo coreando “Sofía, Sofía”
de manera incesante. Ante la petición de su pueblo, y casi a manera de presagio
de lo que en un futuro sería su labor de servir a sus gentes, finalmente adoptó
este nombre.
En su árbol genealógico se cuentan dos
emperadores germanos, ocho reyes de Dinamarca, cinco reyes de Suecia, siete
zares de Rusia, un rey y una reina de Noruega, una reina de Inglaterra y cinco reyes
de Grecia. Impecable ascendencia para quien ha sabido desempeñar de manera
exquisita su labor al frente de la corona española.
Parte de su niñez la vivió en el
exilio junto a sus padres y sus dos hermanos: El entonces príncipe Constantino,
posterior Rey Constantino II de Grecia, y su hermana e inseparable compañera,
la princesa Irene, princesa, al igual que lo fueron sus hermanos, de Grecia y
Dinamarca por provenir de la casa Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg.
Como si de la novela de Fernando de
Rojas se tratase, su madre, la ya Reina Federica, actuó de celestina
organizando un crucero en el año 1954 para que todos los príncipes y princesas
reales de Europa se conocieran. Fue en esta travesía donde conoció al entonces
Príncipe Juan Carlos de España. Ambos contaban 15 y 16 años de edad
respectivamente. 
Apenas tres encuentros más, desembocaron en un noviazgo que
comenzó en la isla griega de Corfú y en la boda que se celebraría en Atenas
bajo dos ritos, el católico (en la catedral católica de San Dionisio
Aeropagita) y el ortodoxo (en la catedral metropolitana de la Anunciación de
Santa María), el 14 de mayo de 1962. La pedida de mano del Príncipe Juan Carlos
fue especialmente original, ya que la propia reina reconoció que le lanzó la
alianza de compromiso con un “cógelo, Sofi”. Y al igual que le ocurriría a su
hija la Infanta Dña. Elena el día de sus esponsales con D. Jaime de Marichalar,
antes del “Sí, quiero” (Ne Theló), olvidó pedir consentimiento a su padre, y
rompió a llorar.
Su boda, fue aprobada por todas las
casas reales europeas, así como por Franco, quien no estuvo presente en la
misma pero mandó una representación militar al evento. Siguiendo la costumbre
de la época, el menú nupcial se escribió en francés, y consistió en un entrante
de cócktail de langosta, seguido de suprema de ave a la manera del chef,
verduras, foie-gras a la gelée, ensalada, helado de moka y frutas.
El resto de su historia, ya es de
todos conocida: su llegada a España junto al Príncipe Juan Carlos instalándose en
el Palacio de la Zarzuela, el nacimiento de sus tres hijos, la Infanta Dña.
Elena, la Infanta Dña. Cristina y el Príncipe D. Felipe. Su ascensión a reina
consorte de España el 22 de noviembre de 1975 y su trayectoria al lado de su
marido representando a la corona española.
Una vida ejemplar, para una figura
especialmente apreciada y querida por todos los españoles. Desde Constanza
Business & Protocol School deseamos a S.M. un muy feliz cumpleaños.