Día crece a un ritmo imparable

Es
curioso, el modelo a seguir en cuanto a distribución de alimentación en España,
fue, durante muchos años, Carrefour, y lo cierto es que, les fue muy bien,
hasta que en el año 2008, una crisis financiera sin precedentes, dejó secas las
aspiraciones de millones de españoles, al igual que hiciera con sus bolsillos
(de hecho, lo primero es una consecuencia de lo segundo). Desde el año 2010, el
modelo a seguir, ha sido, sin duda, el de Mercadona. Todo el mundo quería ser
Mercadona, en sus respectivos sectores. Y la verdad es que lo han hecho, y lo
están haciendo muy bien, están siendo, sin duda, los campeones de la crisis, en
lo que se refiere a distribución de alimentación (cosmética se les está dando
también muy bien, aunque Kiko Milano está apretando muy fuerte y saben
bien lo que se hacen). Sin embargo, por la puerta de atrás, y con un cambio
revolucionario en su forma de hacer las cosas, Día se está haciendo con un trozo
del mercado más grande del que pudiera parecer.

Pero,
¿qué ha pasado con Día en los últimos años? El primer cambio vino al incluir a
una mujer en el consejo, en el puesto de Presidenta. Este pequeño cambio, ha
hecho que esta empresa no vuelva a ser la misma. Esta mujer, acostumbrada a
hacer la compra, se dio cuenta de que entrar en un supermercado Día, distaba
mucho de ser una experiencia agradable, y decidió dar un cambio, que se resume
en los siguientes puntos:
  • Limpieza: debe ser agradable
    entrar en un súper y, para ello, este debe estar limpio, y eso pasa por no tener las cosas
    tiradas en el suelo, ni los productos caducados en las estanterías.
  • Pocas referencias pero muy
    básicas y bien de precio: esta es la base del modelo, hay que ser baratos, y para sacar
    dinero siendo baratos, hay que aumentar volumen, y en alimentación, eso pasa por aumentar rotación. No tienen muchas
    referencias pero lo que tienen lo
    tienen a muy buen precio (mejor que Mercadona en más de una referencia).
  • Marca blanca decente: esto lo
    aprendieron de Mercadona. Hay que reconocer que han trabajado en mejorar sus marcas blancas, hasta
    llegar a un punto en que pueden competir
    con otras marcas blancas, teniendo un precio muy asequible.
  •  Cercanía: esto ya lo tenían,
    son el súper del barrio, o una de sus alternativas.

Es
decir, Día es un Mercadona más pequeño, con menos referencias, mucho menos
producto fresco, pero con unos precios, muchas veces absolutamente imbatibles,
y en la situación por la que ha pasado España entre 2008 y 2014, y teniendo en
cuenta que no será lo que era hasta principios de 2017, aún le queda
recorrido a este modelo de negocio.
Las
previsiones para 2014 son espectaculares; la empresa prevé facturar entre
España y Portugal 6.300 millones de euros, tras la adquisición de más de 600
tiendas procedentes de Eroski (que está casi desaparecido del mapa) y El Árbol.
Pero ¿qué tamaño tiene Día? Tras estas operaciones, Día es la segunda cadena de
supermercados de España, detrás, precisamente, de Mercadona, con 5.575 tiendas,
y una cuota de mercado del 9% (Mercadona está aún lejos, en el 22%). Al ritmo
al que va esta empresa, no me extrañaría que consiguiera arañar otros 2 puntos
de cuota este año. Si alguien no lo tiene tan claro, que se lo pregunten a
Eroski.

¿De verdad son tan buenos los alemanes?

Lo
sabemos, son el motor de Europa, de hecho, lo han sido desde que el Reino Unido
dejó de ser una potencia industrial, hace ya algunos años. Además, han sido los
artífices de la línea de crédito a España de 100.000 millones de euros para que
nuestro sistema financiero no saltara por los aires, y, por si fuera poco,  ganaron el último mundial.
Hay
que tener en cuenta que la imagen que tenemos en el mundo de Alemania es la de
un país enormemente serio, en el que la gente es honrada y todos trabajan de
maravilla. Pues bien señores, parece que, como reza el dicho español “no
es oro todo lo que reluce”. ¿Por qué decimos esto? Veamos, ¿qué producto
es la base alimenticia en Alemania? Exacto, la salchicha. Es lo que hay, en
México se comen tacos, en el Reino Unido fish & chips, en Italia spaghetti,
en Francia pain au chocolat oulala, en España tortilla de patatas y gazpacho, y
en Alemania, lo que comen son salchichas. Pues, según parece, y no lo decimos
nosotros, lo dice nada más y nada menos que la Oficina Federal de Competencia
de Alemania, al menos desde el año 2003 (cuando éramos jóvenes, guapos y
delgados), 21 fabricantes de salchichas (no uno, dos o tres, no, han sido 21,
que se dice pronto), han estado fijando precios para un producto tan básico y
de tal relevancia en Alemania como la salchicha… Un auténtico escándalo, para
un país en el que la honradez, bien hacer y profesionalidad están
sobreentendidas.

No
nos alegramos en absoluto de que algo así haya podido suceder, de hecho, nos
alegramos de que las autoridades alemanas hayan podido frenar algo como esto, que
atenta de semejante manera a los intereses de los consumidores, en un producto,
insistimos, básico en la dieta germana. Eso sí, parece que, como también reza
el dicho español, “en todas partes cuecen habas”. Alemania tiene una
economía más robusta que la española, pero no lo es porque sus profesionales
valgan más. La economía alemana es más robusta porque, tradicionalmente,
han  tenido una legislación que ha
favorecido y alentado la creación de empresas, con miras internacionales, y ha
puesto a los empresarios donde deben estar, en el centro de la creación de
riqueza. Pero, como vemos, también en Alemania surgen empresas, personas y
profesionales que no hacen lo que es debido. 
Un tema que sin duda resulta
alentador es que, los alemanes tienen sistemas de control que funcionan, y como
muestra las acciones que la Administración ha llevado a cabo respecto a estos
21 fabricantes: ¿fijando precios durante años? Perfecto, 338 millones de euros
de multa… Seguro que a más de uno le quitan las ganas de jugar al monopoly… 

Nintendo se apunta a la moda low cost

Parece que la tendencia low – cost va a llegar a cualquier
sector… Imaginamos que llegará a cualquiera excepto al sector del lujo,
claro está, aunque quién sabe, cosas más raras se han visto.

El momento low – cost ha llegado para la
tecnología, con los iPhone de Apple en sus últimas versiones, y ahora para las
videoconsolas de la mano de Nintendo. ¿Funcionará? Honestamente, creemos que
sí. Para los nacidos a finales de los años 70 y principios de los 80, Nintendo
es un auténtico clásico que vivió una singular guerra con Sega, encabezada por
los incombustibles Mario y Sonic… Eran los años de la Nintendo Entertainment
System  o NES y de la Megadrive… Pero
dejemos la nostalgia para otro momento y veamos lo que han preparado los únicos
supervivientes del efecto Playstation, que contra todo pronóstico
sobrevivieron gracias a la hermana pequeña de la NES, la archiconocida Gameboy,
que resistió contra viento y marea.

Si hay algo en lo que Nintendo sea un experto es en
dispositivos portátiles, y es ahí donde han decidido atacar nuevamente,
lanzando la Nintendo 2DS, una portátil low cost. Veamos su posicionamiento en
precio.
TABLA 1

Comparación de precios, Nintendo 2DS, 3DS y 3DSXL

Fuente: elaboración
propia a partir de datos procedentes de El Mundo


Atendiendo a la tabla 1, parece
quedar claro el posicionamiento que ha preparado Nintendo para su gama DS,
quedando la Nintendo 3DS en el segmento medio, la 3DS XL como producto Premium,
y para el low end, con un producto en formato low cost, la 2DS, que seguro
muestra buenas cifras de ventas estas Navidades. 
La Nintendo 3DS XL es un 54%
más cara que la 2DS, diferencia que, a nuestro entender es suficientemente
grande como para explica este posicionamiento, hay espacio en el mercado para
las tres, aunque la última palabra a este respecto la tienen los consumidores.
En cuanto a las prestaciones de
la videoconsola, parece que son los suficientemente potentes como para arañar
un buen pedazo en el mercado

TABLA 2

Ficha técnica de
la videoconsola Nintendo 2DS


– Portátil
– Permite jugar con juegos de 3DS
– Carece de efecto 3D
– Precio: 129€
– Dirigido, en principio a una audiencia infantil
– Muy cómoda
– Aire retro
– Mantiene doble pantalla, una de ellas táctil

Pero, ¿cuál es su comparación
respecto a la Nintendo 3DS XL? Es decir, ¿por qué no pagar un 54% más y hacerme
con el producto Premium? Los señores de Nintendo saben bien lo que hacen, no
esperábamos menos de los padres de Mario y Luigi.

TABLA 3

Comparativa de peso de la Nintendo 2DS y la Nintendo 3DS XL


Fuente: elaboración
propia a partir de datos procedentes de El Mundo
Lo comentábamos antes, la
Nintendo 2Ds es muy cómoda, de hecho su peso es bajísimo, lo que hace que sea
apta para los más pequeños, y muy cómoda para cualquiera que desee jugar a los
clásicos de Nintendo, que los hay y muy buenos.

TABLA 4

Comparativa del tamaño de las pantallas de la Nintendo 2DS y la
Nintendo 3DS XL 


Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes de El Mundo
Desde luego, cuando diseñaron
este producto, los ingenieros de Nintendo sabían bien lo que hacían. Han hecho
una videoconsola más barata, más cómoda, más ligera, con el mismo tamaño de
pantalla que la 3DS XL, eso sí, sin el efecto 3D ¿Qué quiere esto decir? Los de
Nintendo lo tienen clarísimo, ese detalle no es para las masas, es para los
apasionados de los viedojuegos que están dispuestos a pagar un 54% más por
disfrutar de ello. Las masas sólo quieren jugar y pasar un buen rato, y para
estas, el 3D es perfectamente prescindible.

Desde Constanza Business &
Protocol School, queremos dar la enhorabuena a los señores de Nintendo, han
hecho un muy buen trabajo, que seguro que dará pronto sus frutos. La primera
gran batalla comienza dentro de nada, veamos si la joven low cost de Nintendo,
la 2DS, aguanta bien este primer envite que será la campaña de Navidad 2013.
Mucha suerte señores y larga vida a Mario y a su hermano Luigi.