2015, Buena Navidad para El Corte Inglés

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

1366203322_0
fuente: elmundo.es

Los distribuidores en España tienen muy buenas perspectivas para estas Navidades. Parece por tanto por fin que 2015 será la primera buena Navidad desde aquel aciago 2008 en que todo cambió en España, en Europa y también en EEUU. Hemos pasado 7 años de vacas muy flacas, y parece que esto se anima, aunque la de 2014 fue una buena Navidad si se compara con las de 2008, 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013.

Adecco prevé que se van a crear 850.000 puestos de trabajo en España con la campaña de Navidad de este año 2015, lo que supondría, de ser así, una campaña de absoluto récord. Una muestra de ello, son los 7.000 puestos de trabajo que para esta campaña de Navidad va a crear El Corte Inglés, más de 3 veces las cifras del año pasado, cuando creó 2.000. E insisto, la Navidad de 2014 no fue mala si la comparamos con las anteriores. Parece por tanto, que lo peor ha pasado ya, y que están por llegar tiempos mejores para la economía española, aunque aún es pronto para dar todo por terminado. Esta crisis ha sido larguísima (a mí se me ha hecho eterna por momentos), y sus heridas aún tardarán en cicatrizar. Mucho ha cambiado el panorama empresarial español, y si alguien no lo tiene tan claro, que eche un vistazo al sector financiero, y que compare lo que había en noviembre 2008 y lo que hay en noviembre 2015.

el-corte-ingles_560x280A estos 7.000 nuevos contratos que va a llevar a cabo El Corte Inglés, todo un clásico en España, y, sin duda, quien marca cuando empieza la Navidad en nuestra país, hay que añadir su “Anticipo de Navidad”, una fabulosa campaña, con la cual ofrece 1.000 millones de euros en líneas de créditos para compras esta campaña navideña a sus clientes de tarjeta. Con esta línea de crédito, estos clientes de tarjeta El Corte Inglés podrán realizar sus compras de Navidad y aplazar el pago en función de su capacidad.

Sin duda, todo apunta que estamos ante la mejor Navidad de la década, y seguramente la mejor desde el año 2007 en España, una noticia fantástica que muestra que parece que, por fin, la crisis que comenzara en 2008 ha llegado a su fin, aunque su impacto en el empleo tardará en llegar más de lo que nos gustaría. Por lo menos, lo inmediato, esta Navidad será de las mejores en años, y eso es una noticia fantástica que habrá que celebrar como se merece.

Buenas noticias para L’Oréal

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

c29236b3701492273e44110a4279b396
via: loreal.es

A L’Oréal se le está dando muy bien este año 2015. Lo cierto es que no son pocas las empresas que están notando una mejoría, sobre todo aquellas para que las que Norteamérica y Europa son zonas relevantes, como es el caso, entre otras, de L’Oréal. Sin duda, el gigante más importante del interesantísimo, y durísimo sector de la cosmética. Hasta el mes de septiembre, L’Oréal ha facturado un 13,2% más que en el mismo periodo de 2014. Para una empresa tan veterana como esta, un crecimiento en las ventas de dos dígitos, es una cifra muy considerable. ¿Qué ha sucedido en lo que va de año para estas noticias tan buenas?

1º.- Divisas: el mercado de divisas ha fluctuado de tal manera, que al consolidar estados financieros, ha supuesto un impacto positivo para las cifras globales de la compañía, que consolida en euros, que se ha traducido en un incremento de las ventas del 8,3%.

2º.- Todas las divisiones han incrementado sus ventas:

                – Lujo: subida del 17,9%

                – Productos profesionales: 13,4%

                – Productos de consumo: 11,2%

                – Cosméticos activos: 9,7%

Sin duda, buenísimas noticias, ya que es toda la compañía la que está logrando vender más a nivel mundial. En mi opinión, las mejores noticias se encuentran en productos profesionales y en productos de consumo. Si el consumidor está comprando más este tipo de productos, es porque cuenta con más presupuesto, es decir, el consumo está creciendo nuevamente. El caso de productos profesionales es parecido, ya que, son las peluquerías y salones de belleza los que están comprando más producto, y eso es porque tienen a su vez más ventas, es decir, el consumo está aumentando.

3º.- Todos los mercados experimentan crecimientos en ventas:

                – América del Norte: 25,4%

                – Europa occidental: 4,5%

                – Nuevos mercados: 13,7%

6150-1403259369
via: loreal.es

Sin duda, aún queda para hablar de recuperación, eso sí, todo parece indicar que, en mercados como EEUU y Canadá y la Unión Europea ha pasado lo peor, y parece que se avecinan mejores tiempos. ¿Cuánto falta para que se consolide este crecimiento? Lo he comentado en varias ocasiones, y sigo pensando lo mismo que hace 3 ó 4 años. La gran depresión tuvo una duración de 10 años, de 1929 a 1939, y la gran recesión tendrá una duración muy parecida, de 2007 a 2017, eso sí, el último trimestre de 2015, 2016 entero y los dos primeros trimestres de 2017 serán mucho mejores que los años 2008 a 2014, que fueron de una dureza enorme.

A L’Oréal se le plantea un final de año muy interesante, con una campaña de Navidad que comenzó el pasado 2 de noviembre en la que seguro logra unas cifras más que interesantes. Hay que recordar que en este sector, la campaña de Navidad es muy potente, así que, lo mejor del año está aún por llegar para L’Oréal.

La marca blanca, todo un GIGANTE

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

Mucho nos gusta hablar acerca sobre grandes marcas en este blog, y hoy, no iba a ser menos, sin embargo, hoy hemos decidido detenernos en una serie de marcas, que si bien, por regla general, tienen mucho menos glamour que otras que solemos comentar, se han hecho con un hueco muy importante en el bolsillo de los españoles, y también del resto de los consumidores de Europa, estamos hablando de la marca blanca.

Marca_blanca_2
soysuper.com

España en concreto ha sido tradicionalmente, desde los años 60 hasta la crisis de las hipotecas subprime, cuyos efectos aún sufrimos, un país enormemente marquista, en el cual, sus consumidores estaban dispuestos a realizar verdaderos esfuerzos económicos por adquirir productos de una serie de marcas, tanto en alimentación, como en textil, cosmética, y otros productos. Sin embargo, todo ha cambiado con esta larguísima crisis, de la aún no hemos terminado de salir. En el año 2002, la cuota de mercado de los productos de marca blanca, en distribución, en España, era del 20%, mientras que en 2014, es del 34%. Sin duda, se ha producido un cambio muy significativa en las tendencias de consumo en España, y es que, con una serie de ejercicios continuados de pérdida significativa de capacidad de compra por parte de los hogares españoles, el precio se ha convertido en un driver de compra clarísimo. Que nadie lo dude, en España se compra más marca blanca hoy que hace 10 o 12 años porque las familias españoles tienen menos capacidad de compra hoy que hace 10 o 12 años.

¿Cuáles son las perspectivas para los próximos años? Es difícil decirlo pero, en mi modesta opinión, hasta que no vuelvan los ingresos y la confianza al consumidor español, lo más normal es que este siga siendo prudente en su gasto, si bien es cierto que, en cuanto haya unas perspectivas de recuperación más sólidas, y sobre todo, que estas se perciban de una manera clara por las familias, el consumo de productos de marca subirá. ¿Quiere eso decir que volveremos a ver cuotas de mercado de productos de marca blanca del 20%? Lo dudo, y sobre todo, lo veo muy difícil en los próximos dos años. El motivo es que recuperar todo el terreno perdido va a costar mucho porque el consumidor español ha aceptado que la marca blanca es una muy buena alternativa, y, seguramente, aunque su situación económica mejore, seguirá comprando algunos de sus productos. Dicho de otra manera, no creo que, una vez haya llegado del todo la recuperación económica a España, los consumidores dejen de hacer la compra en Mercadona.