Inditex, en lo más alto

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

 

instalacione_sede_central_2
Sede central de Inditex en Arteixo (La Coruña). Fuente: inditex.com

Los que me conocen saben que tengo cierta debilidad por algunas empresas, y entre ellas, está Inditex, que es, sin duda, una de mis empresas favoritas de España junto con otras como BBVA o El Corte Inglés; pero vamos, los dueños de Zara, Pull and Bear y Massimo Dutti, entre otros, no hacen más que crecer, y de qué manera.

Inditex se encuentra en el lugar que le corresponde, en lo más alto, entre las 100 mayores compañías del mundo por capitalización. Este ranking lo realiza PwC, y es muy destacable el hecho de la que es la única empresa europea de su sector en este listado, lo que le da aún más mérito a este logro. Inditex ocupa exactamente el puesto 77 con una capitalización bursátil de 100.000 millones de dólares, cuatro veces más que en el año 2009. Estados Unidos sigu3391-1383124626e siendo, como es lógico, el país con el mayor número de empresa en este listado, con compañías como Walt Disney, Amazon, Home Depot o Walmarts. Es destacable el hecho de que buena parte de las empresas de este listado son tecnológicas, industriales o de gran consumo. Entidades financieras han sido duramente castigadas en bolsa y encontramos menos empresas que hace algunos años, muestra de la dureza de la crisis financiera internacional, que parece estar tocando a su fin, si bien la economía real está tardando más tiempo en recuperarse.

pablo_isla_inditex_260913_0
Pablo Isla, presidente de Inditex. Fuente: zoomnews.es

Inditex ha logrado un hito importantísimo, está creando valor para su accionista. ¿Y qué es eso de crear valor para el accionista? Es un clásico que Escuelas de Negocios y profesores de Finanzas repiten como un mantra, y lo hacen porque es la base de todo negocio y empresa, creada con ánimo de lucro. El accionista es el dueño de la empresa, y el que está arriesgando su dinero, y, en muchos casos, su patrimonio, y, por qué no decirlo, su prestigio profesional. Ese riesgo debe tener un retorno, una recompensa, y esa no es otra que la creación de valor.

Pero, ¿cómo se crea valor para el accionista? Hay dos vías principales:

1º.- Dividendos: cuando la empresa tiene un excedente de caja, que no va a destinar a reinversiones o nuevas inversiones, o pago de gasto corriente, puede hacer al accionista partícipe de sus beneficios, y le paga en base al paquete de acciones que posee.

2º.- Plusvalía en el valor de sus acciones: es decir, que las acciones que tiene el accionista hoy, valgan más dinero que cuando este las compró, así de simple.

grupo_inditex_galeria-america-zara-1
Tienda de Zara en Nueva York. Fuente: zoomnews.com

El que la capitalización bursátil de Inditex hoy sea cuatro veces mayor que hace seis años quiere decir que sus acciones tienen un precio mayor, y que cualquier accionista que hoy desee vender, respecto a 2009, sacará una buena rentabilidad.

Que nadie lo dude: una empresa debe ser para sus accionistas una máquina de hacer dinero y de generar réditos y retornos interesantes. Todo Gerente, CEO, Director General, Presidente y/o Consejo de Administración que lo logre, estará haciendo aquello para lo que se le paga, generar valor para el accionista, y eso es exactamente lo que viene haciendo durante ya muchos años Inditex.

Muy buenas noticias para H&M

Juan Aitor Lago Moneo

Director del Departamento de Investigación

Constanza Business & Protocol School

1280px-HM-Logo.svg_Los que me conocen saben que Inditex es una de mis empresas preferidas por muchas razones, y una de ellas es el sector en el que opera. El sector textil es duro, durísimo de hecho, con una competencia global feroz, y en el que hay que estar “a la última” siempre, porque si no, uno puede quedarse fuera muy fácilmente. H&M es uno de los principales competidores a nivel mundial de Inditex y ha sufrido estos últimos años mucho más que los Señores de Arteixo.

A H&M, le ha pasado de todo, siendo sus principales problemas desde el año 2008 hasta el pasado año 2014:

soon
Fuente: galleriadeestilo.com

1º.- Bajada muy sensible del consumo y, por lo tanto, de sus ventas, en sus mercados principales. Hay que tener en cuenta que H&M es muy fuerte, principalmente en Europa, y estos últimos años han sido especialmente duros en el Viejo Continente. Todo parece indicar, además, que esto no ha terminado, ya que Grecia parece haber firmado su final de la forma más absurda e infantil posible, por cierto, aunque esto, lo hablaremos más adelante, ya que este verano tiene pinta de ser muy largo.

hm-large
Fuente: couponkarma.com

2º.- Depreciación del euro respecto a la corona sueca: esto supuso que sus ingresos menguaran cuando consolidaban balances, ya que, al hacerlo en coronas suecas, y ser esta divisa más fuerte respecto al euro, esas ventas realizadas en euros, “cundían” menos; en consecuencia, el efecto fue otra caída en los ingresos.

Parece, sin embargo, que lo peor ha pasado ya, y H&M está presentando unas cifras francamente buenas, en su primer semestre fiscal, el que va de diciembre 2014 a mayo 2015, del que cabe destacar lo siguiente:

– El beneficio neto creció un 19%, llegando hasta los 1.091 millones de euros.

– Si excluimos el IVA, su facturación creció un 23% llegando a los 9.334 millones de euros.

– 128 establecimientos más que en mayo del año 2014, llegando a los 3.369 en el mundo.

0624_hm_630x420
Fuente: images.bwbx.io

Sin duda estas son muestras claras de una mejoría para H&M que parece hacer dejado atrás problemas relacionados, sobre todo con la demanda, que bien no tenía capacidad de compra, bien no se sentía atraída por la oferta de la empresa, y encara lo que queda de año como una locomotora bien engrasada y que va a toda máquina.

Me gustaría destacar una cifra sobre las demás, y es la de margen neto de la compañía. El cálculo que voy a realizar es bien sencillo, beneficio neto / ventas. Con ello, lo que vemos es que, de todos sus ingresos el 11,69% se acaba quedando en la empresa. Bien es cierto que habría que hacer un análisis muy exhaustivo, pero, para aquellos que crean que este sector, el textil es una bicoca, ahí está esta ratio de una de las grandes. Hay que vender mucha ropa para hacer dinero de verdad, y si no, que lo pregunten a D. Amancio Ortega.

 

Inditex y Mercadona, ejemplo de empresa familiar

 
Juan Aitor Lago Moneo
Director del Departamento de Investigación
Constanza Business &
Protocol School
Me encantan las empresas familiares. La familia es, en
muchísimas casos, el origen de grandes empresas. Siempre he pensado que la
familia debe ser protegida porque es la base de cualquier sociedad, y da a esta
una enorme cohesión. A esto, hay que añadir además, que tiene un potencial de
generación de riqueza enorme, y no me refiero sólo a lo que un país llega a
recaudar a través de la vida de sus familias (IRPF, IVA, entre otros), estoy
hablando de la capacidad que tienen las familias de crear empresas, y que estas
creen empleo.
Fuente: www.mipropiojefe.com
En España tenemos ejemplos de empresas familiares con una
enorme capacidad de generar riqueza, como El Corte Inglés, FCC, Acciona, OHL o
Grupo Antolín, presentes en medio mundo, y unas cifras de facturación, en
algunos casos, espectaculares. Las dos más grandes en cuanto a volumen de
facturación, que entran entre las 100 empresas familiares con los mayores
volúmenes de ventas del mundo se encuentran dos gigantes, Inditex y Mercadona.
El caso de Inditex es de sobra conocido, y, desde luego,
daría para hacer una película al estilo de las súper producciones de Hollywood.
Lo que hace Inditex, es, sencillamente, dificilísimo. Tiene una capacidad de
adaptarse a la demanda como ninguna otra compañía de su séctor, y, desde luego,
es un ejemplo para cualquier otro retailer. Lo que hace parece hacerlo sin
ningún tipo de esfuerzo, y como cliente te parece que es algo natural, pero
este es un ejemplo de cómo una empresa, con unos objetivos claros, y bien
gestionada es capaz de lograr un éxito sin parangón, en un sector muy pero que
muy complicado, con unos índices de obsolescencia altísimos.
 
Fuente: http://www.fashionnetasia.com/
El caso de Mercadona es también de libro, sencillamente
espectacular. En uno de los sectores más maduros que hay en España, apostando
por precios bajos, o mejor dicho, por calidad – precio, se ha hecho un hueco
donde no lo había. Mercadona ha sido el primer retailer en España capaz de
generar una imagen de cierta calidad de su marca blanca, Hacendado, que ha
servido para abrir un enorme camino a otras marcas blancas que, por mucho que
lo hayan intentado, al menos en alimentación, no han logrado el éxito de los valencianos.
Lo de Mercadona y su marca blanca tiene muchísimo éxito; no hay que olvidar que
España ha sido, tradicionalmente, uno de los países más marquistas, hasta que
llegaron Mercadona y la crisis, y el panorama cambió.

 

Fuente: economiadigital.com
Las perspectivas para ambas empresas en los próximos años
son muy buenas, las dos prevén seguir creciendo y hacerse con un hueco aún más
grande en sus respectivos sectores. Inditex, tiene que seguir trabajando en su
ya enorme expansión internacional. Para Mercadona, ese será el siguiente paso,
que intuyo no tardará tanto como pudiera parecer.

A L’Oréal le salen las cuentas

Cuando pensamos en grandes marcas, generalmente nos vienen a
la cabeza ejemplos como Coca – Cola, Nike, Real Madrid o Zara. L’Oréal es, sin
duda, uno de esos claros ejemplos. Estamos hablando de una de las marcas más
fuertes y reconocidas del mundo, incluso para aquellos que raramente usen sus
productos. L’Oréal supuso mi primera experiencia laboral en una gran empresa,
cuando aún estaba estudiando la carrera universitaria en ICADE y sin duda
guardo muy buenos recuerdos. 

L’Oréal es un ejemplo de muchas cosas, siendo su
gestión de diferentes marcas una de las que más me gustan. L’Oréal está
presente en el sector de la cosmética, en posicionamientos muy diferentes, a
través de distintas marcas, con una distribución a nivel mundial de la que
pueden presumir muy pocos fabricantes.
Las cifras de ventas de L’Oréal, en lo que va de 2015, es
decir, el primer trimestre del año son, sin duda, muy prometedoras, sobre todo
teniendo en cuenta que la mayor parte de las ventas se realizan durante la
campaña de Navidad. Las ventas han crecido, en este primer trimestre de 2015,
respecto al mismo periodo de 2014, un 14,1%. Este crecimiento se ha debido a
dos factores:
  • Factor comercial: las ventas reales han crecido un 4%, lo que supone una muy
    buena noticia, ya que
    aventura que los franceses tendrán un buen año, ya que lo lógico es pensar que el resto del año será bueno.
  • Factor divisas: en el momento de consolidar cifras, la depreciación del euro
    frente al dólar, y, por
    supuesto, otras divisas, ha resultado en que, las ventas fuera de la zona euro, cunden más cuando las pasamos a euros,
    sobre todo las realizadas en EEUU, uno
    de los mercados más importantes para L’Oréal, y una de sus divisiones más fuertes, sobre todo en lo que se
    refiere al Marketing.

L’Oréal ha visto crecer sus ventas en todas sus áreas
geográficas, algo complicado si tenemos en cuenta que, mientras una parte del
globo se recupera de la peor crisis económica desde la que tuvo lugar en la
década, 1929 – 1939, otra comienza a resentirse, y parece que comienza a sufrir
una fuerte desaceleración. Aún así, L’Oréal aguanta, y sigue manteniendo unas
cifras de ventas muy sólidas. Hasta marzo, las ventas en 2015 han sido de 6.436
millones de euros, cifras que invitan a pensar que lo queda de año se dará muy
bien, aunque, sin duda, la prueba de fuego llegará a partir del mes de octubre.
Este es un claro ejemplo de cómo las divisas pueden pasar
una mala pasada a aquellas empresas presentes en diferentes mercados, o, pueden
mejorar aún más unas cifras más que aceptables. Sin duda el riesgo cambiario es
uno de los más fuertes a los que tiene que enfrentarse cualquier multinacional,
y también, uno de los más complicados de gestionar. ¿Por qué? Si bien es cierto
que existen mecanismos financieros que cubren hasta cierto punto, la
fluctuación de las divisas es algo que, por regla general, queda fuera del
control de la gestión de la empresa y de sus directivos, es una de esas cosas
con las que las empresas multinacionales, simplemente, tienen que lidiar. Hay
ocasiones en que las divisas fluctúan de formas que no son en absoluto
favorecedoras. Ese ha sido el caso de Cortefiel en su entrada y sobre todo, con
su plan de expansión en Rusia. El rublo ha sufrido una fortísima devaluación en
lo que va de 2015, y 2014 tampoco fue un buen año. Esta devaluación supuso para
Cortefiel que su plan de expansión en Rusia dejase de ser tan interesante, ya
que sus precios escalaron a cifras por encima de las posibilidades de muchos
rusos. A esto hay que añadir que al consolidar sus cifras en España, al
pasarlas de rublos a euros, se perdería buena parte del valor de estas posibles
ventas.
Aquellas empresas presentes en mercados emergentes deben
tener en cuenta estas potenciales fluctuaciones, que ya han sufrido en años
anteriores, sobre todo en el caso de algunas economías de Sudamérica, como ha
sido el caso de Argentina o Brasil, que han visto como sus precios subían de
una manera muy intensa con la apreciación del dólar, algo que ha afectado de
manera directa a la capacidad adquisitiva de argentinos y brasileños, y a las
empresas que operan en estos países, que no son pocas.

En este caso, las variaciones en el mercado de divisas han
resultado de ayuda a L’Oréal, y también a otras grandes multinacionales
europeas que consolidan en euros. Inditex debería ser una de estas grandes
empresas, aunque habrá que sentarse a analizar las cifras, y ver cómo estas
tensiones en mercados emergentes han afectado a sus cifras de ventas, aunque
seguro que darán una grata sorpresa a sus accionistas. 

Cortefiel mueve ficha

No
nos engañemos, cuando a cualquiera nos preguntan por una empresa española,
decimos Inditex, y si además, hablamos de empresas textiles, como mucho,
añadimos Mango o Adolfo Domínguez. Lo cierto es que nos solemos olvidar de
Cortefiel, uno de los fuertes en nuestro país, y, la verdad es que España es
una potencia mundial en este sector con empresas como Inditex, Cortefiel,
Adolfo Domínguez, Scalpers, Solera o Mango… Cortefiel, buscando crecer fuera,
acaba de fichar a Ramón Gago, quien trabajara durante 25 años en Inditex, como
Director de las enseñas Cortefiel y Pedro del Hierro, pensando, precisamente en
su crecimiento internacional.
¿Qué
planes tiene Cortefiel? Está claro que crecer fuera de España lleva como punto
estrella en el plan estratégico desde hace años, aunque, quizá lo que muchos no
sepan es que estamos hablando de una empresa con más de 9.000 empleados, más de
2.000 tiendas, y está presente en más de 70 países. ¿Qué está haciendo
especialmente bien Cortefiel como grupo? En mi modesta opinión, manejan muy
bien el pricing y las promociones, de hecho, creo que bastante mejor que sus
competidores de Arteixo, ya que, a estos precios y promociones interesantes,
unen que trabajan muy bien su base de datos, y su tarjeta de fidelización. Les
falta aún la imagen de marca que tiene Zara, sin duda, y también les falta una
línea de ropa para niños, algo que, no sólo generaría más ventas por esta línea
de ropa, si no, que más que probablemente, atraería a sus tiendas público
femenino que, seguramente, “picaría” algo para ellas.
Teniendo
en cuenta que Ramón Gago viene de Dirección de Operaciones y Producto, seguro
que aporta algo nuevo a las marcas Cortefiel y Pedro del Hierro en cuanto a
formas de producto, generación de ahorros e incrementos de margen, y, quizá
también, líneas de producto nuevas, veamos qué aporta. Desde luego, esto se
pone muy interesante.

Primark se marca un puntazo en España

Me
encanta Primark. La primera vez que fui a ver una de sus tiendas fue en el año
2007, en el centro comercial Plenilunio. Me lo enseñó mi entonces compañero de
trabajo Rafa, cuando ambos trabajamos  en
un distribuidor de electrodomésticos. Recuerdo que me dijo “te quiero
enseñar un modelo de negocio que va arrasar en España, esta gente va a hacer
mucho daño a Inditex”. Personalmente, pensé que se estaba pasando, pero,
cuando entré en la tienda, comprendí perfectamente lo que mi amigo me estaba
comentando. Me pareció una pasada. Tengo más de un amigo que cuando va a salir
de fiesta se compra la camisa, el jersey y la americana en Primark, y, como
dicen ellos “que sea lo que Dios quiera”, si luego hay que tirar la
ropa, la tiran, y para la siguiente fiesta, vuelven a Primark.

Sólo
lefties puede competir en precio con Primark, aunque, hay que reconocer que el
modelo de los irlandeses es una verdadera pasada, y han logrado llegar a todo
tipo de público, tanto en sexo, como en edad y en condición socioeconómica (o
casi). Primark sabe bien lo que se hace, y España es un mercado que le va como
anillo al dedo. A los españoles nos encanta salir de compras (no compramos
tanto textil como los italianos, pero le dedicamos una buena parte de nuestro
presupuesto, sobre todo las madres), y nuestro bolsillo ha estado un tanto
delicado los últimos seis años, justo cuando entró Primark con todo en nuestro
mercado y en nuestras vidas.
Ahora
se prepara para la tienda más grande, glamurosa y guay de Primark en el mundo,
una especia de “Primarkland” en la Gran Vía de Madrid, ¡dónde si no!
La tienda estará ubicada en la Gran Vía, 32, precisamente en un edificio,
casualidades de la vida, propiedad de Pontegadea, vehículo de inversión en
inmuebles, de Amancio Ortega, rey mundial del textil. Hay que recordar que este
edificio se diseñó en la década de los años 20 del siglo pasado, precisamente,
para unos grandes almacenes, los Madrid – París. La reforma que se está realizando
en el edificio, según sus responsables, buscará recuperar el espacio original
como zona comercial, quedando la tienda emblema de Primark en un espacio de
15.000 metros cuadrados, lo que supondrá una inversión de entre 25 y 30
millones de euros.

La tienda
se abrirá a finales de 2015, justo para la campaña de Navidad, en un lugar
absolutamente emblemático, y en la que será, seguro, la mejor campaña de
Navidad en España desde el año 2007 (será aún mejor que la del año pasado, que
nadie lo dude). Seguro que este proyecto tiene mucho pero que mucho éxito, ya
queda menos para verlo.

De Montecarlo a Venecia con Louis Vuitton

Los
que me conocen saben bien que algunas empresas me resultan una debilidad, una
de ellas es Inditex, y es que el amor que le tengo a Galicia, y a sus diseños
hace que los de Arteixo me toquen la fibra. Coca – Cola es otra de ellas,
porque es un ejemplo maravilloso de cómo se puede crear una multinacional
enormemente exitosa produciendo algo que no tiene ninguna utilidad real (lo sé,
los fines de semana por la noche es enormemente necesaria para tomar un
combinado tras otro).
 Louis Vuitton es, sin duda, otra de mis empresas
favoritas. Lo he dicho siempre, si vas a crear una empresa con el esfuerzo que
supone, intenta hacerlo en un sector con glamour, con ese toque especial que
hace de tus productos algo único… Y el lujo, si tiene algo es glamour. No
he conocido a nadie al que no le guste el lujo.

Pues
bien, en una de sus maravillosas campañas de comunicación, que como todas, es
una campaña de branding (me encanta como lo hacen estos señores), Louis Vuitton
organiza todos los años su famosa carrera de coches de época entre Montecarlo
y Venecia, la Louis Vuitton Classic Run. ¿Qué tiene que ver el mundo del motor
con el de la moda? En el caso de Louis Vuitton, todo. Pensémoslo por un
segundo, ¿en qué sector opera Louis Vuitton? en el del lujo, y este sector toca
muchas teclas, desde bebidas alcohólicas (como el Champán, por poner un
ejemplo), coches de lujo o como en este caso, preciosas joyas con historia,  hasta la moda y sus complementos, donde LVMH se mueve como pez en el
agua.

¿Qué
saca Louis Vuitton de este tipo de acciones? Repercusión mediática y, repercusión
de marca, o brand awareness, como
dicen los profesionales del marketing, de la comunicación y de las relaciones
públicas. Personalmente, quien gane esta peculiar carrera me da exactamente
igual, pero creo que es una manera buenísima de generar marca a través del
deporte. Para aquellos que no crean que deporte y marca puedan ir unidos, que
se lo digan a Red Bull… Me encanta encontrar empresas que hacen las cosas de
una manera diferente y única.

Rafael de Medina, Duque de Feria, ficha por Inditex

Inditex, el gigante de la moda
española, continua apostando por una fuerte estrategia de comunicación, y en
línea con la misma, ha sumado a sus filas a un consolidado
aristócrata español. Se trata de S.E. Rafael de Medina, Duque de Feria, Marqués
de Villalba y Grande de España.

Tras siete años al frente de
Scalpers, firma que fundó y desarrolló hasta conseguir situarla como un
referente de la moda española, Rafael de Medina ha vendido sus acciones de la
que fue su empresa para asumir el puesto de responsable del área de sastrería
masculina de Massimo Dutti. Labor que sin duda desarrollará a la mayor
perfección.

¿Qué consigue Inditex al apostar
por el Duque de Feria?
Desde luego mucho más que un gran
profesional con amplia experiencia en el sector. Con la incorporación al grupo gallego
de Rafael de Medina, la enseña une su marca más exclusiva, Massimo Dutti, a la
imagen de un aristócrata, un personaje público con un perfil impecable,
sinónimo de exquisita educación y buen gusto, con un estilo clásico a la vez
que innovador que sin duda otorgará a la cadena ese aire de elegancia y
distinción que el duque posee. No olvidemos que junto con su esposa, Laura Vecino,
forma una de las parejas más atractivas de España.
Para quienes quieran conocer más
acerca de Rafael de Medina y Abascal, recordar que es hijo de Rafael de Medina
Fernández de Córdoba, XIX Duque de Feria, y de Natividad Abascal, más conocida
como Naty Abascal, icono de la moda en los años 60 y 70. Fue educado en Reino
Unido y Estados Unidos, y siempre ha estado muy vinculado al mundo de la moda,
manteniendo relación con grandes diseñadores como Oscar de la Renta (amigo
personal de su madre), Valentino o Carolina Herrera. El primer título de Duque
de Feria
fue otorgado por el Rey Felipe II en 1567 al que fuera su Consejero de Estado y Guerra, Embajador
en Inglaterra y Gentilhombre de la boca de su Casa de Borgoña, hasta entonces V
Conde de Feria, lo que convierte al título nobiliario en uno de los
más veteranos de España y Rafael de Medina y Abascal, XX Duque de Feria, lo
heredó a los 23 años de edad, un año después del fallecimiento de su padre.

No me queda más que dar la
enhorabuena tanto a la firma española por su soberbia elección como a S.E.
Rafael de Medina, Duque de Feria, a quien me permito desear toda suerte de
éxitos personales y profesionales.

¿El final del túnel para Adolfo Domínguez?

Lo
hemos comentado anteriormente, España es una potencia y un referente
internacional en el sector textil, con empresas como Inditex, Mango, Cortefiel
o Scalpers, que están haciendo las cosas muy bien. Adolfo Domínguez, otro
grande de nuestro país, ha pasado, sin embargo, unos años durísimos en los que ha visto cómo
sus pérdidas crecían, teniendo que realizar fuertes ajustes que ahora,
parece que están dando resultados.
A 31
de mayo del presente año, había conseguido reducir sus pérdidas en un 75%,
quedándose el ejercicio en un balance negativo de 640.000€. Perder dinero no es
para estar contento, pero eso sí, se observa una tendencia a mejorar muy
fuerte, y todo apunta a que a finales de año Adolfo Domínguez nos pueda dar más
alegrías. Desde aquí así lo esperamos, desde luego.

Es
cierto que las ventas de la empresa han caído, de hecho, han descendido un 4%,
quedándose en los 24,5 millones de euros. La mayor parte de las ventas
siguieron entrando a través de sus tiendas, ya que a través de internet la
empresa ha vendido prendas por valor de 1,1 millones de euros. Si bien esta
cifra es baja, hay que resaltar el hecho de que las ventas por esta canal han
crecido un 23%, así que es posible que parte de la solución del problema pase
por promocionar más este canal.

El
ajuste en estos años se ha producido sobre todo en las tiendas. En España y
Portugal ha cerrado 44 y en el resto del mundo 4. Teniendo en cuenta que el
consumo parece que se recupera en España, y que en Portugal la situación al
menos no irá a peor, todo indica que las cifras que veremos como cierre de 2014
deberían mejorar. Insistimos, las cifras que ha presentado Adolfo Domínguez no
son las que nos gustaría ver, aunque presentan una tendencia al alza que
resulta enormemente esperanzadora. Esperamos contar dentro de unos meses  que la cuenta, su cuenta de resultados, ha
salido de los números rojos.