El efecto crowding – out y la economía española como caso real.

Desde el blog de Constanza Business & Protocol School presentamos las Previsiones macro para la economía española.
Mucho se ha hablado en Europa de
lo que los economistas llaman, el efecto crowding out. Pero ¿en qué consiste realmente?
Básicamente, y para nos entendamos todos, se trata del proceso según el cual,
la financiación no llega a la economía real puesto que el sector público la
absorbe en su gran mayoría. Para que lo podamos entender mejor, desde el año
2008 España viene sufriendo este efecto, que debería comenzar a remitir en este esperado año 2014.
¿Qué ha sucedido en la economía
española desde el año 2008? Los bancos han recibido cantidades ingentes de
dinero para evitar su colapso o para mejorar sus posiciones de liquidez, tanto
desde el gobierno español, como desde el Banco Central Europeo. Parte de esta
liquidez se ha usado en limpiar balances, pero una vez hecha esta limpia, los
bancos han seguido recibiendo inyecciones de caja que han usado para la compra
de deuda soberana española, impidiendo que esta liquidez llegue a la economía
real, es decir, a empresas y particulares, algo que ha tenido un efecto
devastador en la economía española.

TABLA 1


El efecto crowing  – out


Fuente: elaboración propia desarrollada por el Departamento Académico
de Constanza Business & Protocol School
¿Seguirá este efecto en la
economía española y en otras de la zona euro a lo largo del año 2014? Nuestro
Departamento de Investigación cree que este efecto
se seguirá sufriendo en la economía los primeros 2 trimestres del año, si bien
el efecto se verá desacelerado respecto a lo sucedido en 2012 o 2011. A partir
del tercer trimestre de 2014, nuestros expertos esperan que una mayor cantidad
de crédito llegue a familias y empresas, sobre todo a pymes, lo que ayudará a
mejorar el crecimiento de la economía española. 
¿Cuánto crecerá la economía
española? El Departamento de Investigación de Constanza Business & Protocol
School prevé un crecimiento de la economía para 2014 del 0,4%, siendo 2015 el
año de la recuperación con un crecimiento previsto del 1,4%. Por lo tanto, la
economía española comenzará a reducir su tasa de paro de una manera constante y
significativa a partir del cuarto trimestre de 2014, siendo 2015 el año de
inflexión hacia una tendencia a la baja de la tasa de desempleo.

Google supera todas las expectativas

Decir algo nuevo de Google es muy difícil, lo sabemos, pero
las cifras de Google hay que comentarlas porque son sencillamente
impresionantes. El beneficio neto de Google entre julio y septiembre de 2013
creció un apabullante 36,4% respecto al mismo periodo del año anterior, una
verdadera pasada.
Pero ¿cómo se ha producido esta ganancia? La compañía ha
lanzado este año un servicio que hace más fácil el diseño y puesta en marcha de
campañas publicitarias en sus distintas plataformas, algo que ha tenido como
consecuencia un crecimiento en el porcentaje de clics en los anuncios de un 26%.

TABLA 1

Cifras de Google en el periodo julio – septiembre 2013
*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes de El Mundo

Nota: cifras en millones de dólares
Lo cierto es que las cifras
impresionan, eso si, parece que el margen no es especialmente alto. Hay que
tener en cuenta que la compañía está aún tratando de digerir la adquisición de
Motorola, por la que tuvo que desembolsar en torno a los 280 millones de
dólares. Estamos convencidos de que Google sacará un buen partido a esta
adquisición, pero, hay que hacer la digestión, y aún están en
ello.

TABLA 2

Eficiencia del personal de Google en el periodo julio – septiembre 2013
*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes de El Mundo

Nota: las cifras de facturación y beneficio neto están en millones de
dólares. Las cifras de eficiencia bruta de personal (ventas / empleado) y
eficiencia neta de personal (Bº neto / empleado) están en dólares
En cuanto a la rentabilidad que
aporta cada uno de los empleados de la compañía a sus accionistas, esta puede
medirse con dos ratios muy directos, la eficiencia bruta de personal y la
eficiencia neta de personal. Antes de gastos, impuestos, intereses,
amortizaciones y depreciaciones, cada empleado de Google aporta 323.761$, una
cifra nada desdeñable. En cuanto a la aportación de cada uno de los empleados a
la firma después de gastos, amortizaciones, depreciaciones, intereses e
impuestos, esta ha sido de 64.565$.

Lo más probable es que los
próximos trimestres veamos como Motorola da muy buenas noticias a los
accionistas de la empresa, ya que su digestión está cerca de terminar. 

Un tema
que resulta ciertamente preocupante es el hecho de la grave crisis por la que
atraviesa el sector de la publicidad en general, que parece haber afectado a este
gigante. Según datos el coste por clic ha disminuido a nivel mundial, situándose en un 8% entre julio y septiembre, si bien es posible que se trate de
una bajada propia del periodo estival, aunque extraña que se vea afectada una
multinacional como esta por un tema relacionado con la estacionalidad. Sin duda habrá
que esperar algunos trimestres para entender si esta caída se trata de algo
coyuntural o si realmente estamos hablando de un cambio de tendencia.

Ferrari, una muy buena inversión

Lo sabemos, más de una vez habrá
escuchado aquello de “un coche no es una inversión, es un gasto, su valor
no hace más que depreciarse desde que lo sacas del concesionario”; es una
gran verdad, a no ser que compre Vd. un Ferrari… Aunque claro, habrá quien
diga que un Ferrari no es un coche, es algo más, una pieza de arte, un ser
cuasi – divino.

Sea como fuere, en estos momentos
de gran tensión económica y de grandes fluctuaciones en los mercados
financieros internacionales, parece que Ferrari se ha convertido en un valor
refugio, más o menos como el oro. Parece que el mensaje ha sido el siguiente:
“Estimado inversor, ¿tiene miedo? Quédese tranquilo y compre algo seguro,
invierta en un Ferrari”.
Los Ferrari en particular, y
sobre todo los coches clásicos se han convertido en un valor refugio los
últimos años, al estar los inversores más que aburridos de sufrir el continuo
rally bursátil en que se han convertido los mercados de capitales.

Como ejemplo, lo que un inversor
anónimo pagó por un Ferrari 250 GTO de 1963, restaurada por el ex piloto Paul
Pappalardo, 52 millones de euros. ¿Por qué es este modelo tan caro? Por su
escasez, los italianos apenas produjeron 39 unidades de este mítico
superdeportivo.
Parece por tanto que comprar un
coche puede salir más que rentable, eso sí, asegúrese de que más que un coche
sea una pieza de arte.